viernes, 14 de diciembre de 2012

Batman - Aliens II


Un científico que descubrió casi por casualidad un racímo de huevos de Alien en la Antártida a fines de la década de 1920 se trajo algunas muestras de vuelta a Gotham. Siendo consciente de su error, pero demasiado tarde, se encerró con ellos en una inexpugnable fortaleza subterránea.
Pero el término "inexpugnable" de los años 20 supone casi un chiste para los expertos en demolición del siglo 21, y durante unas obras rutinarias de renovación urbana se abre una brecha en la fortaleza. Algo ha sobrevivido, y no ha sido el científico. Y ahora, hay Aliens sueltos por Gotham.